Publicado el 01/10/2021 Por Carlos

Síndrome de Excitación Sexual Persistente – ¿Qué es y en que consiste?

El Síndrome de Excitación Sexual Persistente es un conjunto de síntomas prolongados en el tiempo; relacionados con una excitación genital, pero sin haber un estímulo previo. Es una condición médica poco conocida, donde las personas viven constantemente orgasmos, mediante cualquier detonante y de forma incontrolable.

Este síndrome ha sido poco estudiado; debido a que quienes lo sufren, no suelen acudir al doctor por vergüenza o cohibición. Esto se debe a que, porque en los términos de la sociedad, toda conducta y reacción sexual de nuestros cuerpos, debe expresarse en la intimidad. El síndrome de excitación sexual persistente, no es placentero bajo ningún concepto, aunque se crea esté relacionado con la multiorgásmia.

Lo que muchos no saben, es que padecer esta condición disminuye la calidad de vida significativamente; debido a que sufrir orgasmos de forma constante y prolongada, puede imposibilitar a la persona a hacer cosas comunes, como estudiar y trabajar.

Es como cuando un chico joven en un salón de clases, le toca exponer algún tema frente a todos sus compañeros y sin querer sufre de una erección espontánea por culpa de los nervios; asomándose desde su entrepierna un bulto que llama la atención de todos y esto lo hace blanco de burlas.

Pues bien, el síndrome de excitación sexual persistente es parecido en ese sentido, solo que en adultos; y especialmente mujeres, se manifiesta más y en edades más avanzadas del desarrollo humano. Manejar la vergüenza y la humillación, no siempre es del todo fácil.

¿Qué es y en qué consiste?

Causas que originan el Síndrome de Excitación Sexual Persistente

Alrededor del mundo se han registrado no más de 500 casos, lo que lo vuelve una rareza; considerando que la población mundial está conformada por miles de millones de individuos. Sin embargo, los especialistas en sexología y ginecología, afirman que dicha condición abarca una cantidad de casos más amplia; solo que no se tienen registros por su bajo índice de reportes en consultas.

No se sabe a ciencia cierta qué lo origina, las investigaciones apuntan a posibles traumatismos o golpes sufridos por el paciente, que ocasionó una lesión a nivel modular. Por otro lado, también se estudia su origen en las zonas del cerebro donde se percibe el placer; y como estas presentan una disfunción al conectarse a través de los nervios hacia los genitales.

De igual forma, se estudia la incidencia de la carga hormonal en el sistema linfático; especialmente señalando que la mayoría de los casos se presenta en féminas. Esto sugiere que puede haber una relación estrecha; por ejemplo, con la ingesta de anticonceptivos o la disminución de la carga hormonal llegada la edad de la menopausia.

En hombres es mucho más difícil determinar por qué presentan el síndrome de excitación sexual persistente; por ahora el único caso públicamente informado, detalla el desplazamiento de una de los discos de su columna vertebral producto de una leve lesión.

¿Existen ventajas de tenerlo?

Aunque al principio puede parecer una experiencia sublime, pasado el tiempo se vuelve todo tormentoso; pues la frustración de no poder controlar cuándo y dónde ocurrirán los orgasmos, lleva a una súbita desesperación, acompañado de emociones negativas como la culpa.

Como el síndrome de excitación sexual persistente provoca muchos orgasmos al día, en un hombre puede desencadenar un fuerte dolor; producto de pasar por muchas horas, con una erección que no baja aunque lo desee.

Agregado a esto, las sensaciones de hormigueo en los genitales y de calentura que se presenten cuando la persona se encuentre en un lugar público; lo puede llevar a sufrir de gran estrés, debido a que instintivamente querrá llevarse las manos allí, tratando de aliviar lo que le ocurre, pero eso es totalmente mal visto por las otras personas.

Síndrome de Excitación Sexual Persistente

Las desventajas de tener el Síndrome de Excitación Sexual Persistente

Lamentablemente la persona que sufre dicha condición no solo tiene que lidiar con las molestias físicas; también debe soportar la carga psicológica de no poder llevar una vida plena a gusto.

Presenta problemas de pareja, al no poder tener una vida sexual activa, debido a que la persona que manifiesta los síntomas; intenta suprimir de su entorno cualquier estímulo, lo que lleva a que se cierre a volver a tener relaciones sexuales satisfactorias.

Esto si no es tratado con un profesional, puede llevar al fin de la relación; porque como muchos sabrán, la vivencia de una sexualidad sana, es un pilar que sustenta una relación de pareja.

Además hay que añadir a eso, los problemas en el trabajo o para conseguir uno; normalmente la persona termina renunciando o desiste de buscar, cuando los empleadores no pueden tomar en cuenta alguien que se comporte raro durante una entrevista laboral. Por consecuente, al no poseer una fuente constante de ingreso, empeora el problema; debido a la ansiedad que origina y al no contar con dinero para costear un tratamiento.

Por último, como el síndrome de excitación sexual persistente afecta las relaciones e interacciones sociales, esto conlleva al aislamiento; en especial cuando la persona no sabe o no quiere explicar abiertamente lo que le ocurre, por temor al rechazo o ser juzgado.

El tratamiento

Ha sido difícil para los especialistas dar con una cura definitiva cuando no se conoce el origen de dicha condición, pero los sexólogos apuntan que lo importante es recibir terapia psicológica; de esta forma, aceptar primero lo que se vive, y segundo, para identificar cuáles son los estímulos detonantes de los orgasmos.

A su vez, se considera el fortalecimiento del piso pélvico a través de ejercicios; esto con el fin de saber controlar mejor los músculos que lo conforman; y por lo tanto, saber manejar mejor las palpitaciones que en este ocurren durante un evento.

Lo ideal es mejorar las condiciones de vida de la persona y darle el poder de controlar su padecimiento.

Conclusión

Si eres una persona que sufre del síndrome de excitación sexual persistente o conoces alguien que lo padece, te recomendamos la asistencia oportuna de un especialista, porque este se puede controlar; incluso, hay posibilidades de volver a la vida sexual activa y por lo tanto de disfrutar los servicios de una escort.

Te invitamos seguir informándote en este blog, otros temas relacionados con acompañantes sexuales para personas con capacidades diferentes.

Comentarios (1)

  • Hernan Durañona h
    hace 1 mes

    Me parece muy interesante, toda información es útil, como la pérdida de deseo en mujeres normales (excitación)

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *