Publicado el 25/11/2020 Por Dios

Sasha consentida como siempre

Mi primera experiencia con Sasha fue increíble jamás en mi vida había probado el sexo tantra o los masajes sensuales que te hacen sumergirte en otro nivel de placer, Sasha es mi consentida, ya que ella es la única que sabe cómo llevarme en un viaje de goce y desasosiego con sus técnicas sexuales del viejo oriente.

La primera vez que estuve con Sasha la contrate por internet, recuerdo que ofrecía un servicio a través de una página, Argentina XP, demasiado esotérico para mi gusto, pero como tenía mucha curiosidad accedí a involucrarme en ese mundo, recuerdo que hice un viaje de negocios a Palermo y aproveche de encontrarme con ella, esa noche la contacte por teléfono y quedamos en vernos en el hotel donde me estaba hospedando.

Sasha llego vestida con un estilo bastante bohemio, llevaba un kimono y bajo de el un vestido negro cuello tortuga que enmarcaba su carnosa figura y resaltaba sus voluptuosos senos, llevaba el cabello recogido con un moño, el cual la hacía ver muy elegante, era blanca como la luna y tenía unas bellas pecas que pintaban sus mejillas, estaba sin maquillar y simplemente era perfecta con unos ojos color marrón profundo y unos labios finos del mismo color de su piel que hacían que mi mente se transportara a un lugar de paz.

Entro a la habitación y de inmediato se quitó toda la ropa, soltándose aquel moño que recogía una larga cabellera que llegaba a sus caderas de un color castaño claro que hacia juego con su piel pálida, se sentó junto a mí en la cama y me dijo estás listo para experimentar esto, asentí con la cabeza y me susurro al oído prepárate para que vivas el mejor viaje de sexo tantra de tu vida.

Me desvistió completamente e hizo que me acostara boca abajo en la cama, comenzó a darme unos masajes y a cantar unos mantras para lograr mi concentración completa, mientras se movía de una forma deliciosa sobre mis nalgas haciendo que sintiera sus fluidos caer sobre ellas, mi pene se puso erecto de inmediato y solo pensaba que poseerla.

Empecé a entrar en un trance que jamás había experimentado sus manos masajeaban mi espalda de una manera tal que sentía el placer en mi pene como si me estuviera dando una mamada increíble, sentía que mi escroto iba a estallar cuando de repente paró, quede congelado y escuche una pequeña carcajada coqueta y me dijo hoy vas a experimentar el arte de los mil orgasmos.

Me volteó para estar sobre mí de frente cara a cara, volvió a cantar esos mantras para lograr mi máxima concentración y retornó con los masajes, esta vez desde mi cabeza pasando por mi pecho abdomen y terminando en mis piernas, sentía que mi cuerpo se regocijaba de placer mi piel se erizaba desde la nuca hasta la punta de los pies y podía sentir esa conexión con Sasha como si la estuviera penetrando lentamente.

Mi mente solo podía sentir esa conexión que había pautado con ella, sus manos me inmovilizaban y sentía cada vez más sus flujos recorriendo mi miembro hasta llegar a mis bolas, sus pezones rozados estaba duros y sus movimientos pélvicos sobre mí hacían que quisiera acabarle sobre todo su cuerpo, rosear mi leche en esas tetas que me estaban volviendo loco de solo verlas, pero no podía moverme me tenía hipnotizado con sus cantos y ese delicioso placer que podía darme con solo hacer masajes sobre mi cuerpo.

Intente moverme ya que sentía que mi pene había penetrado en su tan deliciosa vagina calientita y llena de sus flujos que solo ella sabía botar a chorros, mi mente se imaginaba su boca succionando mi pene y jugando con mis bolas con su húmeda lengua, pasaron horas y no había logrado acabar, pero tuve los orgasmos de mi vida al final ya con el placer impregnado en mi ser, mente y cuerpo, bajó muy suavemente e introdujo mi pene en su boca dándome una mamada como una diosa hizo que acabara de una manera tal dándome así los mejores orgasmos de mi vida.

Mi consentida Sasha mi pequeña de cabellos castaños, mi rapunzel jamás olvidaré ese primer momento que me hiciste vivir la experiencia de mi vida con el tantra, has sido la única que ha logrado darme placer sin haber tenido una penetración previa, me has dado ese placer que va más allá de un deseo cárnico y es una conexión más espiritual de aceptación con uno mismo. Desde que aprendí a manejar mis placeres sexuales de esta manera, siempre recurro a la más consentida de todas mi Sasha.

Comentarios (4)

  • Daniel
    hace 1 mes

    Hola, cóbrame qué haces y adonde te puedo ver?

  • Guillermo
    hace 1 mes

    Hola Sasha, como estas ?
    Mi nombre es Guillermo, me gustaria conocerte.
    Como puedo contactarte ?

  • fer
    hace 1 mes

    hola bombon me podes contactar gracias

  • flor
    hace 1 semana

    como te contacto?

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *