Publicado el 17/09/2021 Por Carlos

Prostitución en el arte – Las musas ilícitas de los artistas

Es bien conocido que varios famosos pintores han retratado la prostitución en el arte; desde Manet hasta van Gogh, son famosos los artistas que han plasmado en sus obras a prostitutas. Esta es una práctica muy común entre los pintores de antaño, debido a que para poder plasmar el cuerpo de una mujer desnuda, no era sencillo conseguir a quien estuviera dispuesta a despojarse de sus ropas como una escort.

Antes, era difícil que una mujer respetable se desnudara ante otra persona que no fuese su esposo; por lo que los artistas tenían que recurrir a personas que pudieran dejar que vieran su cuerpo desnudo, siendo lo más fácil y frecuente una prostituta. La mayoría de las veces, la contratación de los servicios de estas precursoras a las escorts, eran con fines netamente artísticos; el pintor buscaba poder capturar en sus pinturas las siluetas anatómicas de sus modelos.

Prostitución en el arte

Tal como hemos indicado antes, la prostitución en el arte fue un recurso común entre los pintores de antaño; incluso hoy en día, existen artistas que recurren a estos recursos para poder plasmar su arte desde un punto de vista más vivido y natural.

Édouard Manet – Olympia

Si bien se sabe que la musa para crear a Olympia no fue una prostituta, sino Victorine-Louise Meurent, una modelo famosa entre los artistas de la época; la propia imagen de la mujer dentro del cuadro sí lo es. Olympia, una pintura de óleo sobre lienzo, fue exhibida por primera vez en París en 1865, causando revuelo entre los parisinos de la época.

La posición de su cuerpo, su fría mirada, la forma indiferente con la cual mira el ramo que sostiene su sirviente; así como la cinta negra atada a su cuello y la orquídea en su pelo, dan a entender claramente la profesión de Olympia, incluso su nombre está asociado con prostitutas.

Henri de Toulouse-Lautrec – La Toilette

Toulouse-Lautrec era un fanático asiduo de las prostitutas, se sabe que era un cliente frecuente del Moulin Rouge y de distintos burdeles de la zona. El artista siempre pintó la cotidianidad del oficio; en sus obras jamás demonizo o satanizo la prostitución en el arte, pinto y compartió las relaciones sociales que existían entre las practicantes de la prostitución.

La Toilette es una pieza pintada en óleo sobre cartón, inspirada en Carmen Gaudin, una lavandera de oficio que se prostituía para sobrevivir. En la obra, el artista refleja un poco de esta vida, plasmando en colores pasteles a una mujer que le falta ropa y que se encuentra rodeada de objetos que forman parte de su cotidianidad.

Prostitución en el arte

Vincent van Gogh – Sien

No es común asociar a Vincent van Gogh con prostitutas, siendo más relevantes sus autorretratos, girasoles y su cielo nocturno estrellado; sin embargo, como muchos otros artistas de su época, van Gogh pinto prostitutas. Sien era una indigente que se encontraba embarazada para cuando el artista la conoció; para sorpresa de todos, Van Gogh acogió a la prostituta, a su hija y al posterior hijo que esta tendría.

El pintor detallaba a la mujer con descaro, la pintaba realizando distintas cosas cotidianas; tales como alimentar a su hijo, fumándose un cigarrillo o simplemente apreciando su desnudez.

Henri Gervex – Rolla

Gervex fue uno de los artistas que plasmó más la prostitución en el arte. La mayoría de sus trabajos estaban basados en mitos e historias, siendo una excusa frecuente para contemplar cuerpos de mujeres desnudas. Rolla está inspirada en un poema de Alfred de Musset.

Rolla fue una pintura de óleo sobre lienzo que causo revuelo desde su concepción en 1878. Tachada de inmoral, la escena da a entender que Rolla, un joven hedonista, acaba de tener relaciones sexuales con una prostituta adolescente; se entiende que es una prostituta por los distintos objetos que rodean la escena, tales como el corsé y la ropa deshecha. Este escándalo ayudó a que la obra fuera popularizada.

Pablo Picasso – Les Demoiselles D’Avignon

El estilo de Picasso siempre fue distinto al de sus contemporáneos. Les Demoiselles D’Avignon es una obra incomoda, agresiva a la vista y confortativa. Esta pintura de óleo sobre lienzo refleja las formas bidimensionales inconexas del cuerpo femenino cuando se desnuda; se encuentra totalmente privada de la sensualidad y belleza de sus musas.

La inspiración de Picasso para la creación de esta obra fue el arte “primitivo”, la manera incoherente de las formas. Se precisa que parte de su inspiración fue una exhibición de máscaras ibéricas y africanas que se encontraban en expuestas en la ciudad de París para ese momento; siendo reflejada en su obre en las caras de las prostitutas.

Las musas ilícitas de los artistas

Conclusión

Como podrás haber notado, la prostitución en el arte ha sido de gran interés para diversos artistas de renombre. Famosos por dibujar siluetas y sensualidad, los artistas han ido de la mano con la profesión más antigua del mundo, todo por amor al arte.

Si te encuentras interesado en conocer más respecto a aspectos históricos del oficio de las escorts, te invitamos a leer acerca de las Prostitutas más famosas de la historia; así también del Sexo, prostitutas y burdeles: el viejo Oeste.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *