Publicado el 31/07/2022 Por Ro

La «Marca personal» y su importancia. Qué es mucha.

Hoy la “Marca personal” puede hacer la diferencia. Sea que quieras ofrecer tus servicios a nuevos clientes, o quieras fidelizar a los que ya tienes, la idea de “personal branding” es hoy un concepto de la mayor importancia en todas las áreas de la actividad humana y especialmente en las relaciones personales. Nunca resulta indiferente.
Veamos de qué se trata:
Es cuestión de mostrar por qué elegirnos es lo mejor que puede hacer nuestro potencial empleador o cliente, y con ello ponemos en juego los activos más importantes que poseemos: Nuestro nombre, nuestras habilidades y conocimientos, y nuestra reputación.
Eso es lo que debemos poner por delante cuando queremos darnos a conocer, diciéndole al mundo que existimos y cuanto valemos. La marca personal es, ni más ni menos, que la huella que dejaremos en los demás. Dicho un poco más pretenciosamente, se trata de definir nuestro propósito y trascender con lo que hacemos en otras personas. Nada sencillo, al parecer.

¿Y cómo crear marca?

La gran referente del Marketing en español, Vilma Núñez, aconseja seguir estos pasos para crear una marca personal, robusta y saludable. Hay que plantearse algunas preguntas:
*En primer lugar, definir el nombre que tendrá la marca personal; puede ser nombre solo o + apellido, o un nombre de fantasía.
*Luego, elegir las palabras claves que definirán a la marca personal del profesional o el emprendimiento.
*Se debe confeccionar un mensaje que trasmitirá esa marca personal. Por ejemplo, para el caso de una escort, una propuesta de valor: “Un servicio de excelencia, perfecto para los caballeros más exigentes, que te hará volver muy pronto y recomendarme”.
*Debemos plantear qué Valores se proclamarán, esos que tienen que estar presentes en el diseño del nuevo distintivo. Por ejemplo: seriedad, profesionalismo, experiencia, discreción.
*Es muy importante el tono de comunicación que se empleará, si será formal o coloquial. Recomendamos este último, pero sin caer en lo vulgar.

Y no olvides que…

*Resulta indispensable procesar cuidadosamente la imagen y el diseño que tendrá la marca (tipografías, logos, colores, etc.). ¡No lo dejes en manos de aficionados, ni recurras al “sobrinity manager” que nunca falta (ese chico/a pariente o conocido que “se da maña” con el diseño y la tecnología). Apenas puedas, recurre a profesionales de la imagen, porque es una inversión en ti misma!
*Hay que seleccionar los canales donde circulará tu marca personal. Redes sociales, plataformas y sitios de contacto, foros, mails, etc. Pueden ser todas o algunas; es fundamental definir eso.
*Debes crear un calendario editorial para definir las acciones a realizar y que todo tenga un orden, sobre todo si piensas agregar servicios o viajar. Si vas a promocionar tu marca personal en Redes sociales, lo indicado es tener un calendario de contenidos a publicar periódicamente allí.
*Definir las acciones especiales; por ejemplo: videos, asistencia a eventos, viajes, producciones fotográficas, y ver por cuáles canales mostrarlas.

La herramienta fundamental del branding: El «Storytelling»

Es contar tu historia de modo interesante, coherente, cuidado, en lo posible, redactada o al menos revisada por un profesional de la escritura. Aquí te dejo el ejemplo de una colega, Ashly.
La importancia del storytelling en la construcción de marca es sencillamente TODA. Y no estamos exagerando. Los humanos contamos historias desde que aparecimos sobre la faz de la tierra, y todo lo que existe o existirá ha sido creado contando alguna historia.
Definimos storytelling como la técnica y habilidad de contar un relato peculiar que habla de una persona, una organización o una familia.
Es construir una narración ingeniosa que apele tanto a la realidad como a la imaginación de quien la escucha o lee, capaz de transmitir sus inquietudes y preocupaciones, al igual que sus ideas y sus logros.
Para elaborar este tipo de relatos se requiere de sensibilidad, habilidad y un rico lenguaje expresivo. Y todo para lograr empatía: ser sincero con uno mismo, ser uno con el público y, sobre todo, mostrar pasión por lo que hacemos.
El propósito del Storytelling aplicado a la marca personal es:
*Dar a conocer
*Ayudar y explicar
*Preservar
*Y especialmente cautivar. Solo así es que las marcas personales y las historias que hay detrás quedan fijadas en el recuerdo de las personas.
Por lo tanto, nada mejor que practicar el buen Storytelling para crear una imagen sólida, recordable y querible, que te identifique y consiga atraer a clientes que luego sean entusiastas recomendadores.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.