Publicado el 04/06/2021 Por Dios

Casa de Citas – La Sra. Rius, la madame más famosa de Barcelona

La Sra. Rius es dueña de una muy famosa casa de citas en la Calle Villarroel de Barcelona, España desde hace varias décadas. Dentro del hogar, se pueden apreciar espejos, cuadros tapicería recargada y estampados floreados.

Esta madame comenta que ha perdido la cuenta de cuántas personas han pasado por esa casa. Atravesando un pequeño pasillo, se encuentra una sala central, en donde los hombres llegan a conocer a sus citas; las cuales la Sra. Rius es la encargada de planificar.

Casa de Citas - La Sra. Rius, la madame más famosa de Barcelona

La casa, tiene un particular olor a muebles antiguos y caldo casero, que permiten que la estancia se vuelva familiar y amena. Es la casa de citas y sexo más emblemática de la ciudad, se trata de un lugar de paso administrado por una madame, que se llama a sí misma “mujer de moral distraída” y se ríe con disimulo cada vez que pronuncia esta frase.

La señora Rius es una mujer que se viste con mucha elegancia, habla sin parar; tiene 77 años y su nombre real es Lydia Artigas, es una mujer que lleva casi toda su vida “haciendo señores”; es decir, lo que ella define como el “intercambio de sexo por dinero”, oficio al que dedicó la mayor parte de su vida y que la hizo convertirse en una leyenda viviente en su casa de citas de Barcelona.

Muchos alguna vez en su vida han oído hablar de la casa de citas de la Sra. Rius

En su infancia, Lydia vivía en un piso con su abuela y su tía; sus padres no estaban casados, lo que significaba para la época una transgresión y tampoco se hicieron cargo de ella. Su abuela era quien la apoyaba y le decía que tenía que ser diferente.

Cuando cumplió 12 años su padre dejó de pagarle el colegio y fue así como empezó a ganarse la vida; luego buscó a su madre y se fue a vivir con ella. En ese entonces, su madre “hacia señores”, y vivía junto a otras mujeres en precarias condiciones; ese sería el primer contacto de Lydia con el mundo de la prostitución.

¿Cómo inició la Sra. Rius en el mundo de la casa de citas?

Lydia comenzó trabajando en una fábrica de cartón luego de dejar el colegio, luego ejerció como empleada de una tienda, hasta que en la misma fábrica conoció a quien sería su “primer señor”.

Contaba con apenas unos 20 años de edad, y el señor era mucho mayor; a quien describe como un señor encantador y delicioso, con quien no se sentía incómoda. Gracias a eso su madre y ella pudieron estabilizarse en un apartamento, ya que siempre andaban de pensión en pensión y de un lugar a otro. Hacer señores de alguna manera le devolvía un poco de dignidad a sus vidas.

Madame Rius a comenta que su madre practicaba este oficio por obligación y para hacer dinero; es por esto que optó por hacerlo ella y dejo que su madre se quedara en casa.

A los 22 años, se puso en contacto con una casa de citas en la zona alta de la ciudad de Barcelona por donde pasaban personajes importantes como: Salvador Dalí, Camilo José Cela, Orson Welles y hasta el Rey de Arabia Saudita; en esa casa de citas se podían ver las excentricidades que pedían todos estos personajes famosos.

La casa de citas de la Sra. Rius en la actualidad

Algo más que una transacción mercantil

Lydia indica que siempre contó con suerte de que jamás le sucediera nada, nunca le hicieron daño o la obligaron a hacer algo que ella no quisiera. En sus inicios, lo que le preguntaban los hombres era: que hacía una chica como ella en un sitio como ese y cosas por el estilo; pero, más allá de eso, lo que recuerda es que las reglas y los límites siempre los marcaba ella.

De igual manera, indica que la mayoría de las personas creen que se trata de una transacción mercantil, pero insiste en que se trata de algo más. Algunos hombres se sienten muy solos y llegan a la casa de citas a contar sus problemas con su mujer e hijos; y que, en realidad, lo que hace especial su casa de citas, es que no solo se consigue sexo, allí los hombres se pueden sentir como en su casa.

La casa de citas de la Sra. Rius en la actualidad

Hoy en día, se dedica a ser “madame” de la casa de citas y desde hace varios años ya no hace señores. Ella organiza las citas de unas 25 mujeres que trabajan con ella.

Mujeres de 30 años y más, donde la más veterana tiene 57 y la más joven tiene 31 años. La Sra. Rius dice que esta es una manera de darles oportunidades a las mujeres más maduras, ya que las jóvenes tienen muchas oportunidades; además es una cuestión de sus principios. De igual manera, Lydia indica que lo más importante de sus chicas, es que sean guapas, tanto por dentro y como por fuera.

Damas de compañía VIP

Si quieres leer más artículos interesantes sobre damas de compañía, escorts o masajistas VIP, te invitamos a dar un vistazo a nuestro blog; en donde encontraras información interesante sobre consejos sexuales y muchas cosas más.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *