Publicado el 02/07/2021 Por Dios

Barrio rojo de Ámsterdam – El lugar donde todo se vale

Desde deslumbrantes escaparates donde las prostitutas exhiben sus encantos hasta la Iglesia antigua de Oude Kerk tiene el Barrio rojo de Ámsterdam para sus visitantes. Nada es demasiado inverosímil cuando piensas en buscar atracciones disponibles dentro de uno de los barrios más emblemáticos del centro histórico de esta ciudad.

Si estás planeando una noche de diversión en de una preciosa dama o un entretenido paseo en bote por los numerosos canales de la capital; sigue leyendo y descubre todos los placeres prohibidos que las luces de neón y los edificios antiguos en el barrio rojo de Ámsterdam tienen para ofrecer ¡No te lo puedes perder!

El barrio rojo de Ámsterdam está ubicado alrededor del canal Oudezijds Achterburgwal en el centro de la ciudad; va desde la Iglesia Oude Kerk hasta la plaza Nieuwmarkt y es uno de los barrios más antiguos de Ámsterdam. 

Al poner un pie en sus calles adoquinadas podrás viajar en el tiempo de regreso al siglo XIV con su pintoresca arquitectura bohemia y construcciones estrechas. Ni hablar de las pequeñas curiosidades más interesantes que hay en él; puedes conocer la casa más antigua de Ámsterdam, construida en 1485; o entrar en la calle más estrecha de la ciudad ¡Donde solo pueden caminar en filas de a uno a la vez!

Sin embargo, la verdadera joya del barrio no es su encanto histórico; sino la nutrida variedad de entretenimiento que los adultos pueden disfrutar como muestra de las políticas liberales que rigen la ciudad ¡Mira todo lo que puedes hacer!

Visitar prostíbulos y mirar escorts en exhibición

Visitar prostíbulos y mirar escorts en exhibición

Cuando entras al barrio rojo de Ámsterdam, lo primero en llamar tu atención son los numerosos escaparates que exhiben a las prostitutas con brillantes luces de neón y que los turistas pueden admirar a su paso.

Puedes encontrar algunas de ellas durante el día pero el verdadero espectáculo ocurre cuando cae la noche y el brillo de las luces anima el ambiente. Verás mucha más variedad, ya que la mayor parte de sus clientes frecuentan el barrio durante las horas nocturnas.

Como la prostitución en Holanda es completamente legal desde el año 2000. Las hermosas chicas escort que se dedican a brindar placentera para ganarse la vida; trabajan honradamente alquilando sus escaparates y contribuyen con los impuestos del país, como cualquier otro trabajador.

Así que, si te interesa probar el placer de una acompañante vip durante la noche en el barrio rojo; puedes acudir a cualquiera de los 300 prostíbulos que hay disponibles y pasar un momento muy agradable sin preocupaciones.

Disfrutar de una bebida (o marihuana) en los numerosos Coffeshops

Este tipo de tiendas abunda por todo el barrio rojo; y su especialidad es servir bebidas a las personas que optan por tomar un descanso de su paseo por el canal. Sin embargo, la particularidad de esta clase de negocios es que los Coffeshops son el único lugar en Ámsterdam donde los clientes pueden obtener y consumir marihuana de manera legal. Fuera de este tipo de tienda, el consumo de esta hierba está totalmente penalizado.

Sorprendentemente, o no, no está permitida la venta de bebidas alcohólicas en ellas y la entrada para los menores de edad está totalmente prohibida.

Museos y atracciones en el barrio rojo de Ámsterdam

Museos y atracciones en el barrio rojo de Ámsterdam

Y como si no pudieras tener entretenimiento suficiente con todas las preciosas trabajadoras que dan vida al barrio rojo; si te gusta la historia o el teatro puedes visitar distintos centros de entretenimiento histórico dentro de él.

Aquí encontrarás el Teatro Casa Rosso señalado con un elefante rosa; lugares católicos como la iglesia Oude Kerk, la capilla más antigua de Ámsterdam; e incluso el Museo de Austelkring que guarda en su interior una iglesia clandestina dedicada a Nuestra Señora del Ático.

Pero la verdadera expresión liberal de Holanda se percibe en los museos como el Museo Erótico de Ámsterdam; una construcción de tres niveles donde encontraras en exhibición las joyas del pensamiento libre en Ámsterdam: esculturas, libros, películas, fotografías, juguetes ¡En fin! Todo lo que puedas relacionar con el mundo de sexo.

O el Museo de la prostitución donde podrás conocer las implicaciones sociales, económicas y personales del oficio que desempeñan las escorts a través de testimonios de trabajadoras y documentales. Este museo está ubicado en un viejo burdel y ofrece a sus visitantes la oportunidad de sentarse en una vitrina de exhibición y tomar fotografías.

Así que, ya ves, no faltan lugares dedicados al placer que puedas disfrutar en este barrio. Y si te interesa conocer el pasado que ha hecho a la prostitución lo que es hoy en día; este es el lugar perfecto para empezar.

Cómo comportarte si visitas el Barrio rojo de Ámsterdam

Para garantizar un paso exitoso por el barrio rojo, debes tener en cuenta una serie de consejos que pueden librarte de vivir malas experiencias:

En primer lugar, las fotografías con cualquier dispositivo están totalmente prohibidas. Tu cámara puede terminar en el fondo del canal si te atrapan y si las prostitutas te ven tomándoles fotos; cerrarán sus cortinas y puedes meterte en un serio problema.

Tampoco debes molestar a las escorts en las exhibiciones, ellas trabajan para hacerte pasar un momento placentero y mantener una actitud respetuosa hacia ellas; quienes viven en el barrio evitarán que pases por situaciones desagradables.

Finalmente, aunque el barrio rojo de Ámsterdam es seguro incluso durante las noches, recuerda prestar atención a tus objetos personales. A pesar de contar con presencia policial durante todo el día, no está libre de carteristas.

Conclusión

Si de pasar una agradable velada rodeado de preciosas mujeres se trata y disfrutar de su experiencia al momento de complacer los gustos más variados. Lugares como el barrio rojo de Ámsterdam pueden ofrecerte el entretenimiento perfecto.

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *